En el campo, Fichas, Plantas silvestres

Diente de león (Taraxacum officinale)

Foto y texto: Luis Miguel Ruiz Gordón

Descripción
Esta pequeña planta pertenece a la familia de las compuestas y resulta muy común. Existen varias especies parecidas por lo que su identificación específica no resulta tan sencilla como podría parecer. Su altura no supera los 50 centímetros y la raíz pivotante puede medir más de dos metros. Las hojas surgen pegadas al suelo formando una roseta y son simples, de color verde por ambas caras, alargadas, más estrechas en la base y con dientes muy marcados en el borde orientados hacia la base, de donde deriva su nombre común. El tallo es recto, hueco, liso, de color rosado o verdoso, algo piloso y en su ápice tiene los capítulos florales de 25 a 50 milímetros de diámetro, con sépalos verdes y numerosas flores liguladas que asemejan pétalos. Estos capítulos florales son de un intenso color amarillo limón, se cierran por la noche y los días muy nublados y se abren bajo la influencia solar. El fruto es de color pardo oscuro y está dotado de un vilano de un centímetro de longitud que tiene pelos abiertos a modo de sombrilla en su ápice. Cuando el fruto está maduro y el viento sopla, o la planta sufre algún roce o impacto, las semillas se desprenden y se dispersan lejos de la planta original, suspendidas en el aire.

Floración
Sus flores hermafroditas atraen a insectos y a pájaros y adornan campos y jardines durante todo el año, especialmente entre los meses de abril a julio.

Otros datos
A esta planta también se la conoce como: hocico de cerdo, amargón, taraxacón,  achicoria amarga, pelosilla, almirón, cardeña… Es una planta de la que se aprovecha todo y de ella se obtienen numerosas aplicaciones. En el tallo y las hojas contiene un látex blanco y espeso con propiedades adecuadas para obtener caucho. Es rica en vitaminas A y C, se utiliza en ensaladas, como sucedáneo de la achicoria, para la obtención de licor y en medicina natural es adecuada como: laxante, diurético, estimulante digestivo y anti ulceroso, para depurar la sangre, combatir afecciones cutáneas, hepáticas y biliares. Pero ojo, no conviene utilizarla de forma indiscriminada y sin conocimiento por que también es algo tóxica. Resulta común y abundante por campos de cultivo, prados, cunetas, parques y jardines.

Like This!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s