Mantenimiento

Me voy de vaciones, ¿quién riega?

Con la llegada de las altas temperaturas como las que ya hay ahora, cunde el pánico. Nos vamos de vacaciones y no tenemos a quien dejar al cuidado de nuestras plantas. ¿Qué hacemos?
Primero hay dos cosas a tener en cuenta antes de empezar.
Lo primero de todo que puede parecer algo obvio, es que durante el verano, conviene regar cuando ya se haya ido el sol, o cuando ya esté casi anocheciendo. Con esto, evitaremos malgastar agua y que se recuezan nuestras plantas. Con el calor que hace durante el día, el agua se evapora, por lo que no sirve de nada regar. Para intentar que esta evaporación sea algo más lenta durante el día, tenemos que tratar que a las plantas no les dé un sol pleno que seque la tierra en exceso. En mi caso, como durante toda la tarde esto me ocurre, echo el toldo hasta una altura que no tape por completo la luz a las plantas pero que evite que el sol les de de lleno. Así, aunque haga falta que volvamos a regar por la noche, la retención de humedad es algo mayor durante el día.
Por otro lado, hay que tener en cuenta que cuando tenemos nuestras plantas en maceta, el exceso de sequedad y de calor es mayor que si tuviésemos nuestras plantas en tierra directamente. En las macetas de barro, principalmente, tenemos el problema de que como en todo utensilio de barro, retienen el calor en exceso haciendo así que no exista prácticamente humedad.Como solución a estos problemas, os traigo los siguientes métodos caseros de riego que podemos utilizar:

1. Riego por goteo.  Es un sistema muy útil. A pesar de lo que conlleva instalarlo, si lo hacéis no tendréis que preocuparos nada más que de llenar el depósito al que lo tengáis conectado cada varios dias. Normalmente la cantidad de conductos y orificios que pondremos, dependerá del tamaño de la maceta y de la cantidad de matas que esta tenga. Normalmente conviene que hagáis un agujero al conducto por cada mata que haya. Si tenéis pequeños arbustos o plantas que crecen en conjunto, lógicamente aquí los orificios no irán por mata sino por el tamaño de la maceta.

  • VENTAJAS: Es la mejor manera de asegurar un riego constante. Ideal para cuando nos vamos de vacaciones y que puede quitarnos trabajo una vez volvamos.
  • INCONVENIENTES: necesitas espacio para instalar el depósito por pequeño que sea y una buena instalación de los tubos.

2. Dosificadores de agua. Realmente no sé el nombre exacto de este objeto pero hace la función que os he puesto aquí por lo que no irá muy desencaminado. Este que os muestro aquí es un ejemplo más artesanal y con un diseño curioso, pero los hay más sofisticados y más parecidos a aparatos de riego normales. Funciona de la siguiente manera: claváis el objeto,  por la parte de la punta, en la tierra cerca de la planta que necesite agua. A continuación llenáis el objeto de agua por el orificio superior que veis ahí y… ¡Listo! ¿Cómo funciona? Pues muy sencillo, en este caso, al estar hecho de barro, su superficie es muy porosa, de manera que el agua que hayamos echado en el orificio se irá filtrando por la punta clavada en la tierra hacia los alrededores de la planta. He de decir, que este elemento es muy útil pero os recomiendo que si lo vais a poner, compréis uno de los modernos que venden ahora en cualquier centro de jardinería, ya que tienen un depósito mayor y en algunos casos podéis regular la cantidad de agua que queréis que suelte.

  • VENTAJAS:  No requiere instalación y es fácil de usar.
  • INCONVENIENTES: Si se tienen muchas plantas, a la larga no sale rentable si tienes que comprar uno para cada maceta.

3. Bañera. Este es un remedio de toda la vida que mucha gente ha utilizado. Simplemente dejáis en vuestra bañera las plantas que sepáis que necesitan regarse por absorción dejando un poco de agua en un recipiente y dejarlo lleno hasta uno o dos dedos. Aseguraros de que ponéis bien el tapón porque si no me da a mí que poco funcionará el invento.

  • VENTAJAS: Más barato no puede ser. Además con una sola bañera, dependiendo del tamaño de las macetas puedes regar gran cantidad de ellas.
  • INCONVENIENTES: sigue siendo un sistema algo dependiente porque pasados 2 o 3 días alguien tendrá que subir a llenar la bañera de nuevo. Digamos que es más para una escapada de fin de semana.

Estos son los tres métodos que a grandes rasgos podéis llevar a cabo en estas vacaciones.  Veis que salvo en el riego por goteo, no podéis prescindir de alguien que cada 3 o 4 días os llene o la bañera o los dosificadores, pero al menos le ahorráis tener que ir a vuestra casa a regar todos los días.
Hay muchos más sistemas de riego pero estos son los más artesanales y fáciles de usar que yo conozco. Si alguien sabe o lleva a cabo algún otro… ¡Apuntadlo!

Nos vemos en el siguiente post. 🙂

Like This!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s