Árboles, Curiosidades, En el campo, Fichas

Olivo (olea europaea)

Texto y foto: Luis Miguel Ruiz Gordón

Este árbol tan popular resulta inconfundible por el aspecto de sus plantaciones, generalmente extensas, con ejemplares de porte similar y perfectamente alineadas. Sus hojas son perennes, duras, lanceoladas, lisas, de color verde oliva en la parte superior y plateadas y pilosas en el envés. El tronco es de aspecto sólido, rugoso, retorcido en los ejemplares más viejos y de color grisáceo. Sus ramas son finas, lisas y frondosas y construyen una copa redondeada y densa. No es un árbol de gran altura, pero puede superar el millar de años de vida. Su fruto es la aceituna que madura en otoño y se recolecta durante invierno. Este árbol soporta mejor el calor que el frío, pero es capaz de aguantar temperaturas bajo cero, heladas y nevadas rigurosas.

Floración

Sus flores tienen cuatro pétalos blancos, son de pequeño tamaño, brotan arracimadas durante los meses de abril a junio y producen un pegajoso polen amarillo.

Curiosidades

De este árbol, ligado a las culturas más ancestrales, se podría decir que es el cerdo de los árboles, puesto que de él se aprovecha todo: su madera dura y atractiva, se emplea como leña y para la fabricación de carbón, utensilios y elementos decorativos; las hojas se han utilizado como alimento para el ganado; y en medicina natural, sus ramas simbolizan la pascua cristiana y la paz en el pico de una paloma, también fueron el galardón de los atletas vencedores en juegos olímpicos. Sus frutos se emplean como alimento y para la elaboración del mejor aceite del mundo, el aceite de oliva. La variedad silvestre de este árbol se denomina acebuche, es de aspecto más frágil, con frutos más pequeños, ramas espinosas y su porte suele ser arbustivo, aunque puede alcanzar los 10 metros de altura. El olivar, es un bosque artificial, pero por su gran extensión, por su carácter frondoso y perenne y por sus frutos, constituye un importante ecosistema para una gran variedad de fauna silvestre sedentaria y migratoria; desde las avutardas que aprovechan las aceitunas caídas en invierno, hasta una importante legión de pajarillos, como las pequeñas currucas, que las comen en sus ramas. Mamíferos como el conejo, la gineta o el lirón careto y aves como abubillas y mochuelos crían en el interior de los viejos troncos, mientras que palomas torcaces, verderones comunes, urracas o alcaudones reales; instalan el nido entre sus ramas. Insectos como las cigarras se aferran al tronco y las ramas y ponen la nota sonora en los olivares estivales, mientras que reptiles como la lagartija cenicienta, el lagarto ocelado o la salamanquesa común aprovechan grietas y cavidades en los troncos para guarecerse.

Como anécdota, deciros que la imagen de esta ficha corresponde a un olivar de Pinto y acompañó a Rafael Nadal en la campaña lanzada por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente para promocionar los aceites de oliva de España en todo el mundo. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s