Árboles, Curiosidades, En el campo, Fichas

Olivo (olea europaea)

Texto y foto: Luis Miguel Ruiz Gordón

Este árbol tan popular resulta inconfundible por el aspecto de sus plantaciones, generalmente extensas, con ejemplares de porte similar y perfectamente alineadas. Sus hojas son perennes, duras, lanceoladas, lisas, de color verde oliva en la parte superior y plateadas y pilosas en el envés. El tronco es de aspecto sólido, rugoso, retorcido en los ejemplares más viejos y de color grisáceo. Sus ramas son finas, lisas y frondosas y construyen una copa redondeada y densa. No es un árbol de gran altura, pero puede superar el millar de años de vida. Su fruto es la aceituna que madura en otoño y se recolecta durante invierno. Este árbol soporta mejor el calor que el frío, pero es capaz de aguantar temperaturas bajo cero, heladas y nevadas rigurosas.

Floración

Sus flores tienen cuatro pétalos blancos, son de pequeño tamaño, brotan arracimadas durante los meses de abril a junio y producen un pegajoso polen amarillo.

Curiosidades

De este árbol, ligado a las culturas más ancestrales, se podría decir que es el cerdo de los árboles, puesto que de él se aprovecha todo: su madera dura y atractiva, se emplea como leña y para la fabricación de carbón, utensilios y elementos decorativos; las hojas se han utilizado como alimento para el ganado; y en medicina natural, sus ramas simbolizan la pascua cristiana y la paz en el pico de una paloma, también fueron el galardón de los atletas vencedores en juegos olímpicos. Sus frutos se emplean como alimento y para la elaboración del mejor aceite del mundo, el aceite de oliva. La variedad silvestre de este árbol se denomina acebuche, es de aspecto más frágil, con frutos más pequeños, ramas espinosas y su porte suele ser arbustivo, aunque puede alcanzar los 10 metros de altura. El olivar, es un bosque artificial, pero por su gran extensión, por su carácter frondoso y perenne y por sus frutos, constituye un importante ecosistema para una gran variedad de fauna silvestre sedentaria y migratoria; desde las avutardas que aprovechan las aceitunas caídas en invierno, hasta una importante legión de pajarillos, como las pequeñas currucas, que las comen en sus ramas. Mamíferos como el conejo, la gineta o el lirón careto y aves como abubillas y mochuelos crían en el interior de los viejos troncos, mientras que palomas torcaces, verderones comunes, urracas o alcaudones reales; instalan el nido entre sus ramas. Insectos como las cigarras se aferran al tronco y las ramas y ponen la nota sonora en los olivares estivales, mientras que reptiles como la lagartija cenicienta, el lagarto ocelado o la salamanquesa común aprovechan grietas y cavidades en los troncos para guarecerse.

Como anécdota, deciros que la imagen de esta ficha corresponde a un olivar de Pinto y acompañó a Rafael Nadal en la campaña lanzada por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente para promocionar los aceites de oliva de España en todo el mundo. 

Árboles, Curiosidades, Fichas

El Baobab

Texto y fotografía: Luis Miguel Ruiz Gordón

P1060023

El baobab, también conocido como árbol botella, es un árbol muy peculiar, la sola mención de su nombre o su imagen nos trasladan a países exóticos. Este ejemplar de la fotografía, que parece regalarnos una sonrisa, se encuentra en el bosque espinoso de Ifaty, un espacio natural protegido y singular, localizado en la costa oeste de la isla de Madagascar.

Estos árboles cuentan con nueve especies repartidas por Africa, Madagascar, Asia y Australia. Algunos ejemplares pueden alcanzar 25 metros de altura, 10 metros de diámetro, superar los 20 metros de perímetro en su tronco y vivir cerca de 2.000 años, de hecho se encuentran entre los árboles más antiguos del planeta. También son seres vinculados a ritos exotéricos y tienen cualidades terapéuticas importantes.

En la Red podemos encontrar amplia documentación sobre estos simpáticos gigantes.

En el campo, Fichas

Sequoia o Secuoya (Sequoia sempervirens)

Texto y fotografías: Luis Miguel Ruiz Gordón 

SecuoyaUno de los signos de identidad de los seres vivos más grandes y viejos del planeta, son los extremos. Los árboles conocidos como sequoias (Sequoia sempervirens) viven de forma natural en la costa oeste de los Estados Unidos, en lugares como el Sequoia National Park, localizado en California y situado a unos 1.900 metros de altitud.

En las dos imágenes que acompañan a este texto podemos apreciar los extremos a los que me refiero y tienen que ver con su tamaño. El más diminuto queda plasmado en una imagen poco conocida de estos árboles, la de su semilla, tan pequeña que cabe en una uña. Pero cuando estas plantas llegan a su madurez, alcanzan el otro extremo y se convierten en los árboles más grandes del planeta, llegando a superar los 100 metros de altura y los 7,5 metros de diámetro en la base del tronco.

No cabe duda, de que el tamaño de estos gigantes es uno de sus aspectos más llamativos y espectaculares, pero no es menos excepcional otro extremo de estos seres, el de su longevidad. El ejemplar adulto que aparece en la imagen se llama Centinela, su edad se estima en unos 2.200 años y podría vivir otros mil años mas.

Parece increíble el hecho de que estas plantas, ya estuvieran creciendo cuando aún no había empezado a correr en positivo el contador de nuestra historia. Y allí siguen, después de superar vientos, rayos, incendios y talas que han amenazado su existencia a lo largo de centurias.

Mientras los grandes y pequeños personajes de la historia de la humanidad nacían y morían, estos gigantes continuaban su existencia pausada y eterna en la soledad de las montañas. Ajenos a nuestros devenires, han sido testigos silenciosos de la vida con mayúsculas y, aún hoy, continúan observando desde sus cumbres remotas las vicisitudes de nuestro efímero paso terrenal, como centinelas impávidos y perpetuos.

En el campo, Fichas, Plantas silvestres

Zarzamora (Rubus fruticosus)

Texto y foto: Luis Miguel Ruiz Gordón

ZARZAMORA

Descripción

Es un arbusto con tallos de hasta 6 metros de longitud que crecen a gran velocidad y en todas direcciones entrelazándose entre sí y dando lugar a tupidos e inexpugnables setos. Es una planta perenne y trepadora de la familia de las rosáceas. Los tallos son muy resistentes, con el tiempo adquieren dureza leñosa en la base, están estriados y cubiertos por fuertes espinas similares a las de los rosales. Las hojas son alternas, miden hasta 12 centímetros de longitud y tienen hasta 7 foliolos radiales, simétricos, ovalados, de color verde y tienen el borde dentado y vellosidad en el envés. Las flores son hermafroditas, de hasta 3 centímetros de diámetro, de color blanco o rosado, brotan en pequeños racimos, tienen múltiples ovarios y estambres, 5 sépalos y 5 pétalos. Los frutos son esferas de color verde en su primera fase, rojo en la intermedia y negro brillante o morado al madurar, miden unos 15 milímetros de diámetro y están compuestas por hasta 50 pequeñas drupas. Las moras (el fruto), crecen arracimadas en el extremo de los tallos, son carnosas, dulces y ligeramente ácidas. Las semillas son diminutas y de color negro.

Floración

Las flores brotan al final de la primavera y principio del verano y los frutos (las moras) se recolectan en agosto y septiembre.

Otros datos

Esta planta, también conocida como zarzamora, es muy común y cuenta con una gran variedad de subespecies. Crece en ambientes húmedos y en zonas próximas a cauces fluviales. Sus estructuras ramosas resultan impenetrables, por ello, sirven de refugio a diversas especies de roedores y pájaros que construyen su nido en el interior del arbusto para protegerse de los depredadores, así mismo, una gran variedad de animales se alimentan con sus frutos. Las moras son ricas en vitamina C, dulces y jugosas y se pueden consumir directamente de la planta, con ellas también se elaboran mermeladas, compotas y licores. En medicina natural, se utiliza para combatir afecciones de los aparatos respiratorio y digestivo, como antiséptico y para el tratamiento de problemas de la piel. También se ha aprovechado para la elaboración de tintes.

En el campo, Fichas, Plantas silvestres

Encina (Quercus ilex)

Texto y fotografía: Luis Miguel Ruiz Gordón

DESCRIPCIÓNENCINA LMRG

Este árbol perenne de la familia da las fagáceas, puede llegar a tener gran porte y alcanzar 15 metros de altura. El tronco suele ser bastante recto, de aspecto sólido y tiene la corteza de color pardo-oscuro con grietas regulares y poco profundas. Las ramas son abundantes y resistentes. Las hojas son alternas, lisas, lanceoladas u ovaladas, pero diferentes según su situación en la copa globosa y relativamente densa. Las hojas más bajas suelen ser más duras, con lóbulos rematados por espinas, que las defienden del ataque de los herbívoros, mientras que las situadas en cotas más altas son más tiernas, con el borde liso y carecen de espinas. Tanto unas como otras tienen el haz liso, de color verde oscuro y el envés cubierto por una fina vellosidad blanquecina. Cada árbol tiene flores masculinas que forman amentos amarillos colgantes de hasta 8 centímetros de longitud, y flores femeninas más discretas en las que madura el fruto. Su fruto son las bellotas, llegan a medir 3,5 centímetros de longitud, tienen color verde al principio y están unidas al tallo por una cápsula semiesférica de escamas planas. Durante el otoño adquieren un color castaño oscuro, cuando maduran se desprenden de la cápsula que las sujeta a las ramas y caen al suelo donde brotarán o servirán de alimento para el ganado y la fauna silvestre.

FLORACIÓN

La floración tiene lugar en los meses de marzo y mayo, época en la que los racimos florales amarillos decoran las ramas y desprenden polen abundante.

OTROS DATOS

Este árbol, también conocido como carrasca, es el símbolo más característico del legendario bosque mediterráneo que cubrió la mayor parte de la península Ibérica en tiempos pretéritos. Se adapta bien a suelos diversos, soporta estoicamente los extremos climáticos y puede alcanzar la edad de 700 años. Su madera es muy dura y resistente, las hojas han servido tradicionalmente de alimento al ganado y junto con las bellotas, se han utilizado como astringente. El fruto ha alimentado al hombre desde la antigüedad, actualmente se utiliza para engordar al ganado y para hacer licor. Este árbol crece silvestre pero también cubre grandes extensiones de terreno en forma de dehesa, da cobijo y alimento a numerosas especies de animales silvestres y protege el suelo de la erosión.

En el campo, Fichas, Plantas silvestres

Cuchara de pastor (Leuzea conifera)

Texto y foto: Luis Miguel Ruiz Gordón

CUCHARA DE PASTORDescripción

Esta planta pequeña y vivaz está emparentada con los cardos, tan solo alcanza entre 5 y 25 centímetros de altura, pero resulta curiosa por su aspecto inusual. Es una especie herbácea que vive varios años, aunque desaparece cada temporada después de completar su ciclo floral. El tallo es rígido y no tiene ramificaciones. Las hojas son alternas, tienen el envés cubierto por una suave vellosidad blanquecina y su forma varía dependiendo de su ubicación en la parte superior o inferior del tallo. Las inferiores tienen un largo pecíolo, son más grandes y alcanzan de 5 a 10 centímetros de longitud, son lanceoladas, ovales y escasamente lobuladas. Las superiores tan solo llegan a los 10 o 30 milímetros de largo, no tienen pecíolo y están marcadamente lobuladas. En el extremo de cada tallo aparece una cabezuela cónica de unos 5 centímetros de diámetro, es la parte más llamativa de la planta por su aspecto, que nos recuerda a una elegante alcachofa por sus colores irisados. Las flores son de color rojizo, malva o blanco y miden 3,5 centímetros de longitud aproximadamente. Los frutos son negros de superficie rugosa y miden casi medio centímetro de longitud.

Reproducción

Las flores brotan entre los meses de mayo y agosto.

Otros datos

También se la conoce popularmente como piña de San Juan o cardo santo. Su hábitat ideal son los terrenos calizos, secos y ásperos poblados por pinos, coscojas o espartos, por citar algunas especies significativas. Su aspecto singular y brillante y su perdurabilidad como flores secas, hacen atractiva su recolección, pero siempre es más agradable y recomendable disfrutar de su presencia en su hábitat natural.

En el campo, Fichas, Plantas silvestres

Lino blanco (Linum suffruticosum)

Texto y fotografía: Luis Miguel Ruiz Gordón

LINO BLANCO

Descripción

Es una planta de la familia de las Lináceas de carácter arbustivo, que puede alcanzar un metro de altura, aunque generalmente no supera los 50 centímetros. El tallo tiene la base leñosa, crece erguido, algo retorcido y está muy ramificado. Las hojas brotan alternas, son lisas por la cara superior y tienen algo de vello en la inferior, tan solo miden un milímetro de anchura y en ellas destacan especialmente su nervio central y los bordes enrollados y finamente dentados. Las flores brotan en la base de las hojas y tienen 5 sépalos de color verde, cinco estambres y 5 pétalos de color marfil cuando están enrollados en el capullo, pero al desplegarse, son de un color blanco inmaculado, con tonos rosados en su base. La corola en su conjunto alcanza hasta 3 centímetros de diámetro, las flores son relativamente efímeras y los pétalos se desprenden con cierta facilidad. El fruto es una cápsula ovalada y puntiaguda con 10 cavidades, tiene el tamaño de los sépalos y alberga numerosas semillas planas.

Floración

En la zona central de la Península, estas plantas florecen durante los meses de mayo y junio.

Otros Datos

Es una planta característica de suelos secos, calizos o ácidos que brota en terrenos baldíos y algo pedregosos, compartiendo vecindad con plantas como el tomillo, retamas, gramíneas silvestres. Su floración acontece de forma bastante sincronizada, el aspecto ordenado de las matas y su tamaño regular; convierten las laderas y los páramos hostiles en los que habita, en efímeros jardines silvestres. Su nombre genérico deriva del griego linon, vinculado al hilo y en clara referencia a las cualidades fibrosas de la planta con la que se han fabricado diferentes productos textiles a lo largo de la historia. Existen diferentes especies de lino silvestre. De la variedad cultivada se obtienen el aceite de linaza y las fibras textiles, también se ha utilizado en medicina natural.