Curiosidades

El silencio de las plantas

¡Hola a tod@s!

¿Cómo estáis hoy? ¡Por fin ha llegado el frío! Que no es normal que hasta el 6 de diciembre haya habido gente bañándose en las playas españolas. Ahora si empezamos a saber lo que es diciembre.

Y es que ¿qué sería comerse el turrón navideño sin encender la chimenea? O ¿esa mañana de reyes sin heladas a primera hora en las calles?

Cambiando así el tercio sin que se note, hoy os traigo un video que me parece una chulada. Y es que ¿alguna vez os habéis planteado qué les pasa a las plantas mientras que nosotros no miramos? ¿Os gustaría poder ver los movimientos que estas hacen?

Pues no os desvelo más. Os dejo aquí la última creación. Espero que la disfrutéis. 🙂

Curiosidades, Mi progreso

Germinados: soja II (solución al problema)

Buenas a tod@s!
Dado que ya han pasado más de 4 días desde que escribí la entrada de los germinados, vengo a daros noticias. Antes de nada, recordaros que es la primera vez que hacía esto, por lo que podéis haceros una idea de lo que viene a continuación. XD

Voy a deciros el absurdo (pero importante) error que he cometido por falta de información del fabricante. Todo lo que yo os expliqué, era exactamente lo que venía en las instrucciones, por lo que os comento qué falla de ahí.

Según os dije: “El límite (del agua en la bandeja) será hasta que el agua toque la rejilla. Ambas tendrán que estar en contacto directo para que traspase la humedad”. Lo que a ésto hay que especificar, es que tras mi experiencia, ese contacto entre agua y rejilla no es suficiente humedad. Lo que es más importante es que la propia semilla tenga contacto directo con la humedad y el agua a ser posible. Yo tengo las semillas en mi habitación porque necesitan germinar con temperaturas templadas, pero esto también hace que las semillas se sequen en la superficie. Conclusión: semilla seca= no germina.

SOLUCIÓN: El inigualable, el único, el impresionanate: Pulverizador!!! (o el conocido Flus Flus de toda la vida)

Sí señoras y señores. Depués de comprar utensilios sofisticados y especilizados para el cultivo de esta variedad, lo que nos hace falta fundamentalmente es un Flus Flus.
Lo único que hago con ello, es rociar las semillas entre una o dos veces al día dependiendo de cómo las vea de húmedas y de la cantidad que se eche en cada pulverización. Lo suyo es que estén siempre húmedas pero no muy encharcadas, aunque si tienen un poco de agua alrededor no pasa nada.

Una vez que empecé a utilizar este método los resultados fueron alucinanates. La siguiente foto muestra el crecimiento que han tenido e cuestión de horas, por lo que empezaré a contar los 4 días desde hoy a ver si ahora funciona. 🙂

Esto es todo por hoy. Espero haberos ayudado. ¡Nos vemos en el siguiente post!

PD: No se me ha olvidado que os hablé de una nueva sección, pero estoy teniendo problemas informáticos para terminar el contenido. En cuanto esté lo subo.  ¡Estoy con ello! 🙂

Like This!