El Huerto para "dummies", Mi progreso

Progreso de las plántulas de pimiento (II): Aclarado

Desde el pasado 26 de abril en el que os mostraba cómo iban mis pimientos, la situación ha cambiado.

Ayer después de 21 días  (como veis mis cálculos de lo que podían tardar en crecer las plantas hasta poder hacerse el aclarado no han sido muy finos) hice el aclarado de las plantas. El hecho de que mis cálculos no se hayan cumplido ha sido, además de porque para calcular el tiempo soy muy mala, porque a partir de la última entrada que hice sobre los pimientos las condiciones climáticas por esta zona han mejorado, con unas temperaturas más cálidas y algunas lluvias que han ayudado a regar más las plantas.
Más que el tiempo, lo que interesa que tengamos controlado y a lo que debemos estar atentos es a la dimensión que la planta haya alcanzado en este periodo. En mi caso, como veis, la planta ya ha alcanzado la altura suficiente como para pasar al siguiente paso (unos 8-10 cm).

Una vez comprobada la dimensión, podremos proceder al aclarado. En mi caso, al ver la siguiente foto, puede pareceros que aún quedan muchas plántulas. Lo he hecho así porque quiero curarme en salud y no por arrancar demasiadas  luego quedarme justa de cantidad o que no se desarrollen todas como deben.

En los próximos días, pretendo estar pendiente y si veo que alguna de las que he dejado tiene problemas de desarrollo porque el resto  la agobien o bien si hay alguna otra que no de la talla, seguir haciendo limpieza hasta quedarme con algo más de la mitad de las que hay ahora.

También quiero destacar, que después de haber hecho el aclarado, al ver que la tierra ha sufrido bastante erosión y que al espigarse las plantas  su fino tallo sufre al tener que mantener todo el peso de la planta, he aporcado un poco la base añadiendo arena para crear así más base y evitar que la planta se tronche.

Os iré comentando más cosas, aunque ya si hay suerte, la próxima entrada sobre los pimientos será de cómo se trasplantan al huerto.

Like This!

El Huerto para "dummies"

Planificación previa

Aunque todos deseamos poder tener nuestros frutos lo antes posible, lo mejor es hacernos una planificación previa específica de nuestro terreno para saber dónde, cómo, cuándo y qué podemos plantar. Como ya os comenté, todo lo que vaya recomendando sobre le huerto serán cosas que yo misma estoy haciendo al mismo tiempo, por lo que podréis ver casos prácticos y reales.
Para esta entrada, voy a enseñaros mi planificación en función de tres parámetros: luz, especies a plantar y dimensiones. Estos tres parámetros están directamente relacionados unos con otros así que espero que os resulte fácil.
Aquí podéis ver una serie de dibujos, que muestran la planificación de la que os hablo.


Número 1: veis la forma que tiene mi huerto (se que es bastante irregular pero por cuestiones del terreno es imposible que sea más regular). He indicado las zonas en las que le da más la luz (solana) y las que da menos (umbría). En este caso solana y umbría son dos términos algo extremos porque nos referimos a pleno sol (solana) y a plena sombra (umbría). En mi caso, la umbría no sería plena. Sería entre sol y sombra, que es lo más corriente a la hora de cosechar.


Número 2: Estas son las especies de cltivos cultivos que he decidido plantar este año. Los he dispuesto así en relación con el dibujo anterior. Los pimientos y las espinacas son los cultivos que necesitan más luz. Los rabanitos y las lechugas, pueden estar entre sol y sombra. Además de por la luz, he dispuesto así los cultivos por comodidad y lógica a la hora de cosechar. En el caso de los pimientos, los he puesto en un extremo como veis porque hay que tener en cuenta que son plantas que una vez empiecen a espigar hacia arriba, necesitarán de unas guías hechas con palos o hierros que dificultarían el acceso a cualquier otro cultivo que estuviese detrás.
La zona que veis como con de baldosas, es un espacio que he dejado para poder pasar y acceder a los cultivos sin problemas. Es improtante tener en cuenta cuál va a ser más o menos la altura de cada cultivo para ver si una vez que crezcan nos supondrá un problema o no. En este caso, no hay problema.


Numero 3: esto representa las dimensiones y distancias que habría que dejar entre hileras, plantas y espacio para pasar. Como veis, están especificadas las dimensiones del huerto. No es muy grande, pero sí suficiente para empezar.

  • Las líneas grises, se encuentran en la zona de las lechugas. Teniendo en cuenta que las lechugas requieren de unos 30 cm entre hileras, aunque solo tengamos una hilera conviene dejarles un margen a los lados para que se desarrollen las raíces, por lo que dejaremos 30 cm a cada lado de la hilera.
  • Las líneas azules, representan la distancia que tienen que tener las plantas de los pimientos entre hileras. Volvemos solo a tener una hilera pero en este caso le dejamos un margen por los dos lados de 50 cm de ancho, que es lo que esta planta requiere.
  • La banda naranja simplemente representa el espacio que he dejado para poder pasar que equivaldría a unos 20-30 cm. No es que nos podamos dar carreras en él pero sirve.

Para saber más o menos cuantas plantas nos cabrán basta con restar y dividir. En el caso de las lechugas, estas requieren de unos 25 cm entre plantas, por lo que en mi caso me dará para unas 6-7 lechugas; en las espinacas, se requieren entre 4-8 cm entre plantas por lo que podré plantar unas 8-10; para los pimientos, se requieren unos 25 cm entre plantas por lo que me dará para 2-3 plantas; y por último los rabanitos, requieren de 15 cm entre plantas, lo que me permitirá plantar unos 7-8.
Esto es lo principal a tener en cuenta antes de ponernos a comprar semillas y a sembrar. El próximo día, añadiré algunas fichas en las que se desarrollen mucho más los cuidados que requiere cada especie.

Espero que os haya sido útil. ¡Nos vemos en la próxima!

Like This!